miércoles, 15 de diciembre de 2010

LA MANO DEL GIGANTE AMERICANO




¿Reclamaran derechos de autor?, ¿Presentaran denuncia por plagio de la obra? ¿Quién firmara como ideóloga de esta ley? , son las preguntas que nos hacemos muchos internautas tras las filtraciones de WikiLeaks en las que se pone en manifiesto quien redacto el guion y quiénes son los títeres y me refiero si alguno ya no lo ha deducido, a la archifamosa Ley Sinde, y es que algunos que quisieron hacer frente y patear al gigante americano han tenido que tragarse su orgullo y claudicar ante el poder económico de esta apisonadora que tras eso primero escarceos por parte de nuestro gobierno haciéndole frente de boquilla, han tenido que claudicar a su presión y más cuando el mana escasea y los recursos que tenias se dilapidaron en ayudas banales de causas perdidas y de ideologías utópicas más propias del yin y del yang , haciéndose difícil mantener el carro de la economía sin la inestimada ayuda de este coloso al que tanto critico, y es que si quieres ser un David y emular su lucha con Goliat tienes que tener una buena honda y por supuesto puntería , si no serás un pelele en sus manos o un títere para sus intereses, y parece ser que esto último es en lo que no hemos convertido.

Y lo grave es que sea a través de un gobierno que en sus principios ideológicos así como proyectos políticos , renegaba de estos pasos como alma en pena ante la presencia del diablo, y como dirían algunos viejos de lugar “nunca digas de este agua no beberé, por muy turbia que baje”, y para más inri se pretende aprobar por la vía rápida sin debates ni enmiendas , no sea que aun así el tiro les salga por la culata, y para no ser pesado ni que alguno me tachen de “anti…. yo que se” ,o de que ataque en demasía a determinado individuos, diré que lo que realmente siente uno con estas manipulaciones es traición y vejación , y creo además , es un sentimiento generalizado que se extiende hasta miembros leales a su ideología, esta que un día fue icono de ilusión y hoy sinónimo de desengaño y frustración .