lunes, 30 de diciembre de 2013

CANTERA DE POBRES

                                                  


    Tras  25 tortuosos meses bajo el yugo  de este Robín Hood de los ricos, que exprime  y coarta  a los pobres para acallar a sus adinerados patrocinadores, amparado por  tortuosas y rocambolescas tramas jurídicas y financieras donde la transparencia es una utopía, y donde la mano negra extiende sus garras para afianzar los poderes facticos, nos  lanza la falsa promesa de la llegada de la recuperación y resurrección, como si de un mesías se tratase, pues este Moisés de las finanzas parece ser que   con su  bastón dispersara las enormes colas del paro, abrirá las puertas de los bancos para que por estos fluya el dinero a raudales , disolverá las  largas filas que se generan en los centros de beneficencia, vaciara  las cárceles y centros de reclusión , llenara las neveras de los necesitados, disipara los que rondan por los contenedores buscando bocado que llevar y volverá a reinar la cordura y el civismo que a esta sociedad se le presume y que este mago de los cuentos de  terror

 Todo esto en un  tris tras de esos que se sacan los ilusionistas de su chistera, tan fácil como su tosca verborrea que se atora al más mínimo síntoma de presión y de la que se intensa zafar con esa sonrisa aranera más propia de esos carnívoros moteados enemigos acérrimos de los leones.. si así de sencillo lo vaticina nuestro gurú, que se aferra a su cargo como a su presa el susodicho felino antes mencionado.
 Y mientras tanto en  esta cantera de pobres de la que él se sacude como mentor, pescan  con sus cañas los avispados empresarios y políticos de otros lares, seleccionando los mejores fichajes a costo cero, porque en estas aguas revueltas y escasas de recursos ya no se pueden mantener estos gremio, y es que el abuso de estas ballenas que arrasaban con sus enormes bocas todo  el plancton que tan ricamente crecía en estas , las transformaron las  mismas en  turbias y exiguas.
   Pero aun así con este infausto porvenir uno tiene la certidumbre de que la integridad y entereza de los pocos que disponga de medios para volver a izarse extienda el optimismo en el resto y precario linaje que casi extingue y dilapida este entrenador y ojeador de pacotilla.
 Por todo y para no ser como diría el refranero español  “"pájaro de mal agüero", el aquí presente les deseo  un buen adiós de este y hola del próximo año y al que  lea esto estando ya pisoteando en el venidero, pues  una estancia placida y amena en él, y así rompemos  un poco el tópico de la frase  hechas para estos días.