martes, 24 de abril de 2012

NAPOLEON ERA DE CHICLANA


Si, no se me asusten ustedes ni se ofendan los de Chiclana,  y menos los franceses,” bueno estos últimos me importa menos”, pero lo cierto que llegue a esta conclusión  tras un arduas horas de investigación, acompañadas de un concienzudo estudio, que  ha sido aseverado por todos los acontecimientos que desde meses atrás se van dando con nuestro país vecino,  ese que linda por los Pirineos. 

 Parece ser que por el verano de 1769 en el seno de una familia humilde  y numerosa que vivía en el susodicho pueblo,  nació nuestro amigo el conquistador, si bien debido a la penurias de esa época y por la amplitud de miembros que la conformaban, una monja posiblemente y yo creo que con certeza, antecesora de Sor María, decidió, a  mutuo propio tras ayudar en el parto, comunicar a la familia la defunción  de aquel  nuevo vástago, que como se imaginan, estaba vivo y coleando,  si bien y posiblemente bajo la influencia económica de algún real de la época, decidió donarlo a una familia francesa adinerada que allí pasaba sus vacaciones estivales.
 Ante aquellos aconteciendo, regresaron rápidamente a Francia donde aquel  niño gaditano, creció y se convierto en lo que ustedes ya saben y aquí no vamos a contar, extendiendo su genes a través de estos años por toda la geografía de este tan amigable país vecino.
 Por qué en Chiclana  y por qué llegue a tal conclusión?
 Pues muy sencillo, todos saben que en esa tierra y en esa provincia gaditana, el humor y el salero es un arte que se lleva en la sangre, prueba son sus carnavales con esas ricas parodias y fino humor que nos hacen a todos adeptos y seguidores, y claro viendo como nuestros aliados los franchutes últimamente nos emulan con sus guiñoles, donde con esa finura característica nos alaban los éxitos deportivos o bien su máximo exponente que es su Presidente, nos tiene en boca todo el día,  alabando nuestra economía y nuestra forma de ser con tan gratas palabras o como recuerda al antecesor de nuestro actual presidente con el que comió y compartió mesa en numerosas ocasiones y que ahora adula y la alaba con esa clase que solo tienen los privilegiados que lograron heredar este gen al que hago referencia, o bien como nos copian sin rechistar ante cualquier éxito deportivo  , sin poner ni un pelo de  duda de tal logro, invitándonos a disfrutar de estos en su territorio que nos prestan sin costo alguno, o como han revisado nuestra fruta y hortalizas a través de la historia, con ese esfuerzo gratuito que conlleva vaciar los camiones en la carretera para ver si alguna esta podrida y así evitar que toda se corrompa….  Pues si señores,  todos estos acontecimientos son los  me ha llevado a esta conclusión y si creen que estoy equivocado, tendré que volver a revisar todo este arduo trabajo que he tenido que realizar.. Pero por ustedes hare el esfuerzo si es necesario…