jueves, 21 de octubre de 2010

CON UN PAR BIEN PUESTOS



Queremos equipararnos  y ser como  las grandes potencia europeas, y de hecho reivindicamos  nuestros derechos a veces de forma pacífica y otras no tanto, pero visto lo que sucede en Francia nos deja a años luz de la defensa de de los mismos  y del pisoteo continuos que sufrimos con los cambios de  leyes  a criterio del político de turno con fines de paliar los errores y despilfarros que llevan en sus legislaturas, sin pensar en el daño social que causan con semejantes atropellos y todo ello sin apenas queja de nuestra parte, ni  de los sindicatos, y es que nos queda mucho todavía que aprender de estos pueblos vecinos que defienden con ahincó y perseverancia  lo que consideran justo, y  no como nosotros que parecemos conformarnos con cualquier escusa y pretexto de nuestros gobernantes  que actúan como títeres al son de sus intereses, y que  igualmente son incapaces de dar solvencia a problemas territoriales de reciente actualidad, trasladándonos esa desidia e ineptitud de resolución al ciudadano, conformamos con lavados de imagen  de gobierno y peleas entre estos  y oposición para ver quien le toca el próximo reparto de pastes, si bien tanto unos como otros nos demuestran escasa preparación  , similar a la falta de actitud que denostamos  ante estos acontecimientos, por lo que no con esto reivindico una guerra sin tregua  ni violencia gratuita en demanda de lo que uno considera justo, pero si poner un poco mas de testosterona cuando uno se ve pisoteado o toreado  y no caer en ese conformismo que ya por desgracia heredamos de nuestra  “gloriosa historia “ y que nos ha llevado a ir detrás del carro de países que están en otra galaxia en estos menesteres.