lunes, 14 de junio de 2010

OKUPA EN TU TIERRA

Leo, con cierto estupor ,“por no decir algo mal sonante “en la prensa matutina, la lucha de una ciudadana de este sufrido y atípico país, que tiene contra unos okupas que se apropiaron de su casa hace más de cinco meses y a la cual la justicia española torea y desoye, esa que presume de demócrata y tolerante, de justa y parcial, esa que se instauro para defender y salvaguardar nuestros derechos, esa que solo nos exige y que poco otorga, esa de la que presume nuestro efímero presidente como modelo para expandir,, ¿y uno se pregunta?, para que cuyons la queremos si cuando la necesitamos, nos torea y nos esquiva como experto recortador a toro bravo y se diluye en tormentosos pasos burocráticos que harían desistir hasta Job con su infinita paciencia, y es que uno en llega a un punto de sentirse okupa en su propio país, de sentirse traicionado por los pilares que apoyo, de sentirse amenazado por otras culturas que en vez de respetar la nuestra, la pisotean y la desprecian, amparados en esta ambigüedad de leyes, que mas que sentirnos protegidos uno se siente traicionado, y es que en época de crisis y recortes sociales uno observa cómo el sin sentido de las ayudas a otro colectivos sociales “ llamémosles así “ crearon una jurisprudencia en estos que parece que les otorga privilegios que el ciudadano de a pie no tienen, ese que tiene que pagar los impuestos y consecuencias de una política social y cívica desastrosa digna de la mayor parodia o mofa que se pueda representar.