domingo, 21 de marzo de 2010

EL SER DESHUMANO



No me gustaría pecar de pesimista ni derrotistas ni abocar en frases mediáticas, pero viendo el deambular del ser humano por este planeta a lo largo de su infructuosa historia, nos hace meritorios de recibir el mayor castigo o plaga jamás contada por los innumerables profetas que abundaron a lo largo de la misma, y es que si solo me remito a los hechos periodísticos recientes en los que se cuentan inimaginables e impensables abusos entre miembros que les supone un civismos moderado  como los casos de pederastia tanto de la iglesia en diversos países o  también de secta como la reciente y desgraciadamente famosa de los karatecas, así como las atrocidades de las últimas guerras y batallas campales  en ciudades como Juárez o Jerusalén ò  el incesante goteo de la  violencia domestica , bautizada por algunos como violencia de género, o por seguir adjuntando  boletos a este adjudicado premio gordo que nos otorgan, añadiremos los despropósitos que por el bien económico o personal de algunas empresas o estados ejercitan  contra  la madre natura, con expolios o modificaciones genéticas que se nos escapan del burdo conocimiento, propagando virus y enfermedades desconocidas e incontrolables, que no mucho  a tardar nos harán unirnos en la historia  y con meritos propios a esa hecatombe tantas veces contada de nuestros antepasado  los dinosaurios y creo que  con conocimiento de causa  visto lo visto. Por esto y por hacer un símil con el género cineasta nos entregaremos en mano el “Oscar al peor y más destructor ser vivo que furula por este planeta” haciendo mención especial y agradeciendo la otorgación de esta estatuilla, a los directores, actores principales y secundarios que componemos este films que catalogaremos como drama.