lunes, 8 de febrero de 2010

NO SE HIZO ESPERAR LA RESPUESTA DIVINA

Leo con asombro en mi recorrido visual de rotativos digitales y más en concreto en 20miniutos unos de mis preferidos que le Papa dice:

"Los que escandalizan a los pequeños merecen que les cuelguen una piedra de molino al cuello y los tiren al mar". Con el recuerdo de estas palabras de Jesucristo, Benedicto XVI ha condenado este lunes los casos de sacerdotes pederastas en la reunión plenaria del Consejo Pontificio para la Familia.

Me sigo frotando los ojos pues nunca vi respuesta tan directa y tan precisa de la cabeza visible de este gran colectivo religioso, y más aun cuando nos tienes acostumbrados a manifestaciones no acordes a las peticiones de la mayoría de fieles que demandan más adaptación de la iglesia a los tiempos que corren, y no es que esta declaración sea un dechado de elocuencia y civismo, pero si no dejo de reconocer que por lo menos esta a la altura de la exigencia popular, aunque no así claro de alguien que pregona poner la otra mejilla ante la agresión, no defiendo con esto yo a los h.d.p. de los pederasta ni mucho menos, !no me malinterpreten por favor!, pues si por mi fuese, este castigo se quedaría corto, pero como repito si proviniendo de alguien que su lema es la no violencia, pero bueno aprovechando el rico léxico de su religión, “Bendita Sea” esta frase y que se cumpla,, pero eso si… tengan mucho cuidado al ejecutar esta orden papal de golpe,, pues sino ¿ Quién diría las misas? ¿Quién impartiría clase en esos colegios religiosos? Y quien extendería esa fe que tanto promueven? ,, …..Se podría dar el caso de que escaseara el personal , pero como mal menor el aquí presente propone que se podría tirar de las listas del paro para dichas suplencias y así con este “mandato divino” a la vez de acarrear la criba de este mal social , ayudaría a Zapatero y a sus colegas políticos europeos a mitigar el paro.. y es que como diría el refrán “ No hay mal que por bien no venga”.