sábado, 5 de diciembre de 2009

El HOMBRE DEL SACO


Hoy me dispongo a disfrutar de unos de los placeres de los que Baco nos obsequio y no es otro que degustar un buen vino y más en concreto para hacer algo de publicidad, un Mauro, de esa región tan afortunada que produce este elixir de los dioses, comienzo con mi parafernalia rutina dejando que el oxigeno se impregne en el interior de la copa de este jugo divino, tras suave movimiento de la misma dejo que su contenido discurra a través de mi lengua acariciándola como suave terciopelo emanando a su paso innumerables aromas de sotobosque y frutos rojos que despiertan el letargo de mi adormecido paladar produciendo un éxtasis en el interior comparable al mejor momento que recuerdo, y como tal deseo acompañarlo de una agradable lectura iniciando mi visión diaria a la prensa digital, cuando nada más entrar leo con asombro como continua con sus despropósitos nuestra Ministra de la descultura siendo desautorizada por su mentor, ese talabartero del gobierno que en su programa electora nos prometía a todos los ciudadanos su derecho a disfrutar de unas comunicaciones libres y garantizando la conectividad de todos promoviendo la libre expansión de la información y sus conocimientos para el pueblo… promesas… promesas…y mas promesas… rápidamente me dispongo a retirar ese jugo de mi boca pues no deseo se agrié con mi ardor mental producido por semejante noticia y es que uno no sabe si realmente juegan con nosotros como hacían antaño nuestro padres con ese juego de presión psicologíca para poder asustarnos y no era otro que el que si no te portas bien, viene y te lleva el hombre del saco, que en su día fue efectivo por la ignorancia e inocencia de nuestra época, pero que en la de hoy y ante esta juventud harta de mentiras y empapada de información no es efectivo ni apropiado, consiguiendo el efecto adverso que el que se intenta lograr, produciendo una reacción de lucha y unión en contra de un partido que en sus orígenes promovía esta ideología y que tras su conversión , camina en terreno fangoso, intentado agradar a instituciones arcaicas en dirección y régimen y en contra de la mayoría de sus votante y fundadores..por eso el aquí presente cansado de estos juegos infantiles se dispone a seguir con lo que inicie supliendo la lectura por el sonido de una melodía, eso si algo melancólica pero agradable para mi oído, y como quiero que disfruten de ella aquí se la pongo para que la escuches, ¡ah! el vino lo ponen ustedes…