domingo, 13 de marzo de 2016


Tras la última y copiosa nevada en este magnífico entorno donde predomina la majestuosidad y señorío de nuestro emblemático e inigualable pico del Teide, comparto distintas perceptivas del mismo a diferentes horas y vistas, para el deleite de quien le guste la naturaleza, disculpando si la calidad de las mismas no llega al nivel que este entorno se merece, pero con la cámara de Nexus 5 que lleva ya conmigo dos años y pico, poco se le puede pedir más...

 Por cierto se me olvidaba… “Tengan cuidado ahí fuera”, y  no duden en visitar estos parajes que son un edulcorante de nuestras retinas….



























P.D.  Mis honorarios de guía turístico son insignificantes .... " una botella de vino a poder ser bueno, a compartir, of course"