jueves, 19 de mayo de 2011

YA HACE MELLA

15-M Y MUCHOS MAS .....

Pensaban que lo podrían controlar con la intimidación y la amenaza de ilegalidad a la vieja usanza , que este pueblo no hablaba y que soportaba palo tras palo sobre las espaldas sin queja ni replica a tanto abuso de estos tecnócratas de la política que nos gobiernan, que hacen y deshacen a su antojo para su conveniencia y salvaguardia, las más intrínsecas leyes y reformas que amparen su estatus actual y venidero, pero todo tiene un límite y cuando metes la pata y empleo este término pues no quiero ser descortés diciendo ” pezuña “ aunque quizás sea este el más apropiado, y la metes tan profunda que ya los desechos fecales ( sigo en concordancia a la buena educación pues queda “mierda”, algo mal sonante) te llegan al cuello formando parte de uno y encima niegas con un énfasis casi enfermizo, tal enfango, que ni tus socio más europeístas y progresistas pueden sacarte, pues meter mano en tal amalgama de decisiones erróneas que se fueron apilando como libros viejos en el desván , acompañada con esa facilidad a la generosidad ajena sin miramientos de salvaguardar tu casa, lleva consigo que la gente diga “ BASTA YA”, que la indignación ya aflora hasta por los poros de diversas generaciones que se unen ante tal atropello y que de un modo pacífico pero notorio, quieren denunciar, por eso y por el bien de esta débil situación económica a la que nos sometieron, espero no se usen métodos represivos y si, cambios en legislaciones que hagan aflorar un atisbo de ilusión a esta generación venidera y no muda visto lo visto, que es el futuro y salvaguardia de este nuestro peculiar país, y en espera igualmente no se coarte este medio tan popular y tan difícil de controlar pues es la esencia de la trasparencia, como es internet , que tan fuertemente ha contribuido a la extensión de este movimiento , aunque uno no es muy optimista en este campo, visto los acontecimientos recientes ( SINDE y COMPAÑÍA), y no sea que esta dama o sus adjuntos nos saque otra ley que intente controlar estas redes sociales a las que los más veteranos ( me gusta quedar bien conmigo mismo, y no llamarme carcamán ) nos cuesta trabajo seguir, pero que son el futuro viviente de la comunicación.