miércoles, 5 de enero de 2011

VENDIENDO HUMO



Algunos no saben qué hacer con el humo que la ley anti-tabaco restringe y no se les ocurre otra cosa en víspera de los reyes vendernos un paquete completo y de color amarillo y además lo hacen a bombo y platillo como si de una fiesta se tratase, y no lo cuelan como la operación salvadora o el revulsivo que necesitaba esta nuestra maltrecha economía, y con el matasellos de China, y lo gracioso es que estos acuerdos ya fueron tomados meses atrás, y cabe recordar que los principales beneficiarios es una sola empresa , aunque a los demás nos lo vendan como el negocio del siglo, y es que en esto del mundo de la magia tenemos un maestro que domina el arte como él solo, endosándonos operaciones efímeras que ni él sabe las consecuencias futuras que acarreara, pues vender parte de nuestra deuda a un gigante devorador de economías débiles con una cultura y modus operandi muy distinto al nuestro, que ya desde las últimas décadas sufrimos en pequeña escala con su invasión de pequeñas empresas a bajo coste de producción (todos sabemos cómo se consigue esto) y de dudosa calidad en sus productos, por llamarlo de alguna forma, ahora, claudicamos a sus intereses dando pie y vía libre a unas operaciones que si en principio la ofrecen como beneficiosa, habría que leer la letra pequeña que lleva dicho contrato, no sea que nos estén haciendo la cama y en un futuro cercano comamos jamones made in china o aceite del Himalaya , pues todos sabemos la facilidad que tienen de imitar todo.